Samstag, 17. September 2016

Julius en la Feria del Libro de La Paz / Bolivia

Buenas noches, buenas noches a todos, esta noche se presenta el film sobre el poeta Julio Barriga en la Feria Internacional del libro, en La Paz, Bolivia , en el auditorio Illimani a las 20:00. En la Feria también esta el stand de nuestra hermana Editorial El Cuervo que comenzó su aventura editorial con cuaderno de sombras, un libro de poesía de Barriga. Y ahora editó la poesía reunida de Julius, este libro reúne 5 libros, su obra poética!
Buenas noches a todos.

Julius en Mendoza

Hola amigos esta noche también se presenta la historia de amor del poeta Julio Barriga en Mendoza. #BaficiMza
Una ciudad en la que Julius con su loca, dura y agitada vida vivió unos años, como inmigrante boliviano. En casas ocupas con muebles de cartón. Allí trabajo de ayudante de albañil, de cosechador de olivas y ajos.
Aquí un poema de él que se refiere a la ciudad de Mendoza, Argentina.
Mentor soledad
Él que por lo menos posee un espejo
comprende cuanta compañía
puede hacer el propio rostro
y más cuanto más feo
El que por lo menos tiene una silla rota
o no la tiene y busca un ladrillo
empieza a pulir la cadena de la civilización
el riesgo de la soledad
dolerse de todo lo obrado
soledad que se resume en combate consigo mismo
y grillos taladrando la soledad, intermitentes
te dejas mimar por la soledad
la radio exhala pájaros y oleajes.

Por fin llegó Julius a ver el film sobre él mismo.


Donnerstag, 15. September 2016

Julius en La Paz Bolivia

Buenas noches amigas y amigos. Hoy se presentará La última navidad de Julius, una historia de amor del poeta punk Julio Barriga. Hoy Jueves 15 de Septiembre a las 21:30, con probabilidades de lluvia, de otoño. En la Cinemateca Boliviana, como parte de la programación del Festival de Cine Radical
Música de Shaman Herrera y El mató a un policía motorizado
Con Fabian RieraMarco MontellanoAlfonso HinojosaFernando Barrientos, la soledad del poeta, la lluvia y el amor por Amy Winehouse

Julius Radical

Luego de haber fijado su lente sobre figuras de halo marginal y transgresor en la literatura argentina —como Washington Cucurto y Fabián Casas—, el cineasta tarijeño Edmundo Bejarano vuelve a la patria, al terruño, para ocuparse del poeta chuquisaqueño, afincado en Tarija, Julio Barriga. La última navidad de Julius (2015) es el magistral retrato claroscuro de un vate. Es la acusada remarcación de contrastes en el cuerpo, la voz y la cotidianidad del escritor, el núcleo de una narración y una propuesta estética que conmueve e incomoda en proporciones similares.

Sus primeros minutos son memorables. Un anciano con el torso desnudo a contraluz (imagen recurrente en interiores), hueso y fibra, en una sobrecogedora comunión entre muerte y vitalidad. Un anciano calzándose un ‘disfraz’ de adolescente, incluidas una camisa colorinche, una mochila escolar y un sombrerito de explorador. Un anciano abandonando su encierro voluntario de luces mortecinas, de piso de tierra y moho, de paredes descascarando un celeste apagado, de libros, periódicos y trastos viejos, para entregarse a la tibia y bucólica luminosidad del valle tarijeño.

Ese vaivén entre un fuero interno, lúgubre y asfixiante, y un exterior siempre en movimiento, lleno de colores, pájaros cantando y música popular, es el reflejo del poeta que, negándose a abandonar la niñez, (sobre)vive atravesado por la muerte, esperándola y huyendo de ella en un juego desquiciado.

Pero este perfil de un genio desbordado —navegando entre citas inventadas, poemas robados y anécdotas imposibles, que sufre la partida del amigo más amado, Roberto Echazú, e idolatra a una derruida y hermosa Amy Winehouse— no es producto del azar. Se debe, en todo caso, a la afilada y paciente mirada de Bejarano, su capacidad de mantenerse por fuera, a pesar de la visible tensión que genera en su personaje ese ojo insomne y obstinado que se lanza sobre él.

De la misma manera, en exteriores, Tarija y sus paisajes son el mejor telón de fondo para la otra cara de Julius. La del niño que, a paso acelerado, parece huir de su destino: inquieto, trepando árboles o postes, girando increíblemente en las paralelas de un parque infantil, contando historias imposibles, sonriendo traviesamente, haciendo gala de un humor sencillo, pero agudo. 

Esta película no es una intentona hagiográfica. Sino no se explicarían la lectura de poemas francamente desechables o la intromisión de la cámara en momentos triviales y que claramente incomodan a Barriga, porque lo muestran fuera del personaje que él ha creado de sí mismo. El director no le ofrece ninguna concesión. Acaso sea ese el motivo por el que Julius se niegue a ver el documental.

Hacia el final suena una canción de Él mató un policía motorizado. “Noche de los muertos...” y Barriga roba flores para Santa Amy. La muerte regresa al poeta (o viceversa): esta vez en una forma sublime y que, inexplicablemente, podría hacer de sus días y sus tormentos algo más llevadero.

                                                   

Donnerstag, 5. Mai 2016

La estrella de la Competencia Latinoamericana fue La última navidad de Julius

La gran estrella de la Competencia Latinoamericana fue La última navidad de Julius. Tras Atolondrado y Los lemmings contraatacan, Edmundo Bejerano escogió al singular Julio Barriga para protagonizar la tercera parte de su trilogía sobre poetas, que se distancia considerablemente de sus films precedentes. Si en los dos primeros Bejarano acompañaba a Washington Cucurto y Fabián Casas en un viaje que tenía como meta el reconocimiento del talento de éstos, en esta ocasión el sujeto de estudio y admiración del boliviano no emprende ninguna odisea fuera de su madriguera o alrededores, dado que el día a día de ‘Julius’, o el ‘Iggy Pop de Tarija’, ya es en sí una odisea. Bejerano convierte las divertidas y conmovedoras acciones de Julius –hacer flexiones en un parque infantil o escribir cartas de amor a su musa Amy Winehouse– en una epopeya sin pretensiones heroicas. La última navidad de Julius es una apología honesta del malditismo. Un excelente documental sobre las pautas de comportamiento del poeta-outsider.

Flyer de La última navidad de Julius


Gozoso retrato del "EL hombre que amaba a Amy Winehouse"

La última navidad de Julius de Edmundo Bejarano, gozoso retrato del poeta tarijeño (al menos actualmente, vivió incluso en Mendoza) Julio Barriga, filmado desde la inmediatez, la informalidad y la inteligencia. Barriga es un bohemio irredento, autor de un libro llamado El hombre que amaba a Amy Winehouse, escrito desde la libertad y el desparpajo y editado hace poco por la editorial El Cuervo, cuyo director Fernando Barrientos aparece en la película. (Un paréntesis: hace unos meses, Barrientos tuiteó que Tarija era un páramo cultural; se me ocurre que fue en ocasión de su viaje para participar en la película. Igual es un lugar que, sin conocerlo, me cae simpático: es relativamente bajo, allí hacen vino y vive Barriga). Volviendo a la película, el libro (en cuyo prólogo Barrientos presenta a al poeta) no me había preparado para la versión en vivo del personaje, de quien sabía de su vida precaria y su amor por el trago. Pero Barriga es un dandy, que a los sesenta años es capaz de treparse a los árboles, humillar a los adolescentes que hacen gimnasia en la plaza y pasearse por la ciudad con un andar de gentleman. Solo a un actor he visto caminar con semejante elegancia: el australiano David Gulpilil. La última navidad es otro de los buenos recuerdos del Bafici.

Montag, 25. April 2016

Reseña sobre “La última navidad de Julius” de Edmundo Bejarano. Premio FIPRESCI y mención especial en la Competencia Latinoamericana del 18 BAFICI.

Una escena: un hombre entrado en años se sube al pasamanos de una plaza de juegos. Con una habilidad física sorpresiva se pone a hacer piruetas en el barral, flexiones de brazos con gracia y destreza. La cara del hombre muestra el avance del tiempo; su performance artística se gana, cuando pone los pies en el arenero, la mirada y el aplauso de los niños que detienen sus juegos para acercarse a darle la mano, felicitarlo, tratar de imitarlo, expresar su admiración. El viejo acróbata se llama Julio Barriga, fue albañil y peón toda su vida, es un erudito en poesía, escribe versos, homenajea poetas locales, cita a Borges con insistencia, le roba a Pavese y es fanático de Amy Winehouse. Fanático en serio, fanático mal, fanático perfecto. 

"La última Navidad de Julius" un film extraordinario

Mittwoch, 20. April 2016

18º BAFICI Competencia Latinoamericana: La última navidad de Julius de Edmundo Bejarano

Si esta fuera una película de ficción, uno no creería que existan personajes como Julio Barriga, viviendo en Tarija, la séptima ciudad más importante de Bolivia. Y sin embargo se tiene la dicha de que el cineasta Edmundo Bejarano nos ofrezca una porción de su intimidad, no una biografía, sino varios momentos de una vida que se presupone rica en literatura, en cultura sin pomposidad.

La última navidad de Julius en la competencia Oficial Latinoamericana


Sonntag, 10. April 2016

"La última navidad de Julius" en el BAFICI 18

El cineasta Edmundo Bejarano captura un momento en la vida del poeta Julio Barriga, un personaje entrañable al que se aproxima ingresando a su casa y dejando que el propio autor lea sus poemas y relate su amor por Amy Winehouse. 


Crítica a "La última Navidad de Julius"

La última navidad de Julius (Edmundo Bejarano, Bolivia)

Bejarano cierra su trilogía informal de retratos de escritores (los dos primeros, sobre Casas y Cucurto, se vieron en Mar del Plata) con una criatura insólita y hermosa, que pertenece tanto a la poesía como al punk rock y, ahora, al cine: hay que conocer a Julio Barriga, dueño de un bigotazo a lo Laiseca y un amor contagioso por Amy Winehouse.
Agustín Masaedo

"La última Navidad de Julius" es parte de la competencia latinoamericana en el BAFICI

Clic

Disfruté mucho esta película y me encantó el personaje.
Luis Ospina
        
                                     Me gustó de corazón.
                                       Lisando Alonso

Acabo de terminar de ver la peli de Julius. son las tres de la tarde de un sábado oscuro y frio en horla city. en el medio de la película me puse a llorar y el llanto me acompaño ya hasta el final. era como una llovizna baja. supongo que me impactó la hermosura de esa vida y la técnica tuntunesca con la que está capturada en la cámara. cuantos Barrigas hay en los sotanos de horla city!
                                                                     Fabián Casas


Freitag, 5. Februar 2016

Poesía en Bartleby / Xberg

Leónidas de la Quadra
Cristina Busto
Alfredo Félix-Díaz
Juan Sáenz de Tejada Urruzola
Roberto Equisoain
Edmundo Bejarano
Cristian Forte

Sábado 6 de febrero a las 19:30
Bartleby & Co. Berlin 
Boppstr. 2, 10967